El Volleyball Summer Camp se despide hasta el próximo año

Concluye una edición diferente marcada por el protocolo de seguridad del COVID-19

(San Cristóbal de La Laguna) Desde el 29 de junio hasta el 7 de agosto, el Pabellón de Taco acogió un año más el Volleyball Summer Camp. Bajo la organización del Club Voleibol Haris, la sexta edición concluyó con éxito y siguiendo las medidas sanitarias y de seguridad vigentes.

Uno de sus principales responsables, Israel Martín, asegura que “su desarrollo ha sido diferente que en los otros años. Hemos tenido que controlar el aforo, seguir a raja tabla las medidas de seguridad y dividir los grupos para cumplir con la normativa”. 

En este sentido, “al principio les costó a todos adaptarse a la rutina, pero a medida que la iban realizando diariamente, no tuvieron ningún problema”. Sin embargo, “había que estar constantemente controlándolos para que siguieran adecuadamente las medidas, aunque se han adaptado muy bien”.

Para la entidad blanquiazul ha sido todo un desafío la organización de esta edición. “Al principio tuvimos que dedicarle tiempo a que todo el club volviera a los entrenamientos y luego conseguir que ese protocolo que establecimos, se llevara a cabo en el campus”. Martín asegura que “ha sido todo un reto que los chicos y chicas hayan vuelto a las pistas y que puedan seguir disfrutando del deporte que más les gusta”.  

Así, “una vez han vuelto a las pistas, su mayor deseo era conseguir un estado de forma óptimo para realizar este deporte, ya sea en los campeonatos, en el campus o en la próxima temporada”.  Además de ser el segundo entrenador del Sanaya Libby’s La Laguna, Israel Martín es el coordinador de la base, conoce de primera mano a todos los que componen la cantera blanquiazul y asevera que “el aprendizaje fue mayor, sabían el corto período de tiempo con el que contaban para corregir errores y mejorar”.