David Martín: “El voleibol canario goza del mejor estado de salud”

Janine Sandell

El entrenador blanquiazul hace balance antes de finalizar el año

A poco más de un día para despedir el 2017, el Fachadas Dimurol Libby’s se siente preparado para dejar atrás un año que siempre quedará grabado en las retinas de los muchos aficionados blanquiazules. Un año lleno de inesperados éxitos en el que el conjunto tinerfeño obtuvo el título de campeón de la Copa de La Reina, subcampeón liguero y, además, se sitúa como segundo en la actual tabla clasificatoria de la presente temporada.  

Sin duda, ha sido “un año inolvidable y muy bonito”, según las palabras del entrenador y presidente de la entidad tinerfeña, David Martín, a quien el 2017 le ha dejado un sabor de boca muy dulce. “Me quedo con el trabajo de las plantillas y el proyecto del club, que sigue creciendo y es la base de todos nuestros éxitos. No obstante, sin los patrocinadores e instituciones, el calor de nuestros aficionados y nuestra ilusionante cantera,  no podríamos seguir hacia adelante y luchar por nuestro sueños”.

Este año que se marcha, no ha sido especial solo para el Dimurol Libby´s, sino también para todo el voleibol canario, con cuatro equipos en la máxima categoría: “El voleibol canario goza del mejor estado de salud y eso es síntoma de que se está trabajando bien. Espero que los equipos canarios puedan seguir disfrutando de la élite y conseguir así llenar los pabellones de nuestras islas. Es muy bonito poder defender nuestros colores al lado de nuestra gente”. Igualmente, David Martín también manifiesta que siempre hay cosas que se pueden mejorar, especialmente en su deseo de la creación de una “ley de mecenazgo para las entidades deportivas, de forma que a las empresas les gratifique patrocinar a los equipos, lo que creo que sería un salto cualitativo para todos los equipos de élite de la isla de Tenerife”.

Habiéndose colocado como líder de la Liga Iberdrola en varias ocasiones durante este curso, David Martín afirma que la clave de los buenos resultados no es otra que el trabajo diario y puntualiza que “las cosas no suceden por arte de magia, sino porque existe un equipo de trabajo detrás y todos remamos en la misma dirección”. Asimismo, el máximo dirigente blanquiazul advierte del peligro de una igualada y competitiva categoría: “estamos en un punto en el que cualquier equipo puede ganar a cualquier otro. Al final, eso es bonito para el espectáculo y para todos los amantes de este deporte, pero debemos trabajar duro para ofrecer nuestra mejor versión en los encuentros y recoger los frutos de nuestro esfuerzo”.

En estas fechas tan señaladas, David Martín tiene claro su deseo para el 2018. “Quiero que la plantilla que tenemos actualmente siga creciendo y juntos sigamos transmitiendo la filosofía de nuestro club. Trabajando humildemente, con actitud, respeto, ilusión y con la idea de seguir cumpliendo sueños, podremos marcarnos metas muy altas”, señala.

Pensado ya en uno de los eventos más esperados del 2018, especialmente por el regreso de la Copa de SM La Reina a la isla de Tenerife casi 20 años después y con el Club Voleibol Haris como organizador de la misma, David Martín no esconde su emoción. “Era un reto pendiente el volver a traer un evento tan bonito y mágico a la isla. Espero que, con esta Copa de la Reina, Quico Cabrera se sienta orgulloso de que el voleibol siga vivo en Tenerife”, finaliza.