COMUNICADO OFICIAL

Janine Sandell

 

 

(San Cristóbal de La Laguna) Desde su creación el Club Voleibol Haris nació con vocación de cantera, no en vano su propósito inicial fue recoger los equipos de base que quedaron huérfanos con la desaparición del Club Voleibol Tenerife y continuar la labor que la entidad blanquiazul realizó durante décadas.  

Emprendimos este proyecto con toda la ilusión del mundo con la intención de promover el deporte y todos los valores intrínsecos a él, entre los que creemos que tiene especial importancia el respeto y la convivencia. Esta forma de entender la vida de nuestro club nos ha llevado a contar actualmente con 196 jugadoras en formación, repartidas en 22 equipos de base dirigidos por 15 técnicos, sin contar con nuestra escuela de adultos con los que sumamos 232 personas, aparte del equipo de Superliga. 

 Es por ello que el CV Haris, haciendo honor a los principios que forman su nombre (humildad, actitud, respeto, ilusión y sueños), quiere manifestar lo siguiente: 

1. Este ha sido siempre un club que ha mantenido las puertas abiertas a todas aquellas jugadoras que quisieran formar parte de nuestra entidad y crecer bajo estos valores. Pero también han estado abiertas para todas aquellas que consideraron más atractivos otros proyectos deportivos, en el habitual ambiente de cordialidad y convivencia entre los clubes de voleibol tinerfeño. 

2. Entendemos que estos equipos son vecinos y no rivales, y que nuestra única función es formar a esas jugadoras. En ningún caso decidimos por ellas ni determinamos su futuro deportivo. 

3. Es rigurosamente incierto que se haya realizado captación masiva alguna entre las jugadoras de base de otras entidades deportivas.

4. Cualquier jugadora que forma parte de la cantera del club ha llegado a ella por su propio interés y con el conocimiento previo de sus padres. 

5. Todas nuestras jugadoras tienen los mismos derechos y obligaciones y ninguna recibe trato de favor.

6. Por último, creemos que los equipos de base deberían ser noticia, no por cuestiones extradeportivas sin necesidad que no aportan nada positivo al deporte, sino por el esfuerzo que realizan diariamente y que están todos invitados a comprobar en primera persona.